Vida

10 señales que te ayudarán a descubrir si tu hija ha sido víctima de abuso sexual

Debido a que el miedo o una amenaza pueden influir a que los menores no cuenten lo ocurrido o pidan ayuda, es importante que como madre estés pendiente de las señales que te ayudarán a detectar si tu hija, menor de 11 años, ha sido víctima de abuso sexual. 

Por: Karla Chicas

10 señales que te ayudarán a descubrir si tu hija ha sido víctima de abuso sexual

10 señales que te ayudarán a descubrir si tu hija ha sido víctima de abuso sexual

El abuso sexual infantil es más frecuente de lo que generalmente se piensa. Según datos de la Policía Nacional Civil, cinco de diez víctimas de este tipo de abuso en El Salvador tienen de 1 a 14 años de edad, siendo las niñas las principales víctimas de estos delitos sexuales. Como mamá, es esencial que estés atenta a las señales que pueda mostrar tu hija, menor de 11 años, a quienes el miedo puede impedirles que te cuenten lo ocurrido.

La psicóloga Dina Semsch  destaca las siguientes señales para que estés alerta a cualquier cambio de conducta de tu pequeña o pequeño:

1.    Miedos repentinos 
De un día para otro empieza con miedos que antes no existían: miedo a relacionarse con personas (sobre todo personas del mismo sexo que el abusador), a ciertos lugares o a quedarse sola.
 

2.    Distraída
Puede verse distraída, ausente o distante durante varias ocasiones.
 

3.    Problemas al dormir
Puede tener miedo antes de dormir o pesadillas.
 

4.    Preguntas sobre sexo
Empieza a hacer preguntas de índole sexual, tratan de tocar el tema con un adulto de confianza.
 

5.    Cambios repentinos en su estado de ánimo
Puede estar triste, ansiosa, muy enojada, insegura, etc.
 

6.    Cambios en sus hábitos alimenticios
Puede empezar a comer menos, a negarse a comer o a comer en exceso.
 

7.    Escenarios atemorizantes
Puede jugar o dibujar este tipo de escenarios, que pueden tener cierto contenido sexual.
 

8.    Repite conductas similares
Suelen, por el juego, repetir las conductas de las que están siendo víctimas en otros niños.
 

9.    Interés 
Pueden llegar a mostrar mucho interés por la masturbación.
 

10.    Señales físicas
Pueden empezar a aparecer desde marcas o moretones en el cuerpo, hasta dislocaciones o fracturas, que no pueden ser atribuidas a otras causas.

“Es importante mencionar que una de estas señales, por sí sola, no tiene por qué ser un indicio de abuso sexual, ya que cuando el abuso está ocurriendo o ha ocurrido, se presentan más de una”, indica la psicóloga. 

En esta nota:

Comentarios