Vida

¿Quién es Michelle Bolsonaro, la nueva primera dama de Brasil?

El pasado 1.º de enero, Michelle Bolsonaro captó la atención de miles al brindar un discurso en lenguaje de señas durante el acto de toma de posesión de su marido, Jair Bolsonaro, como nuevo presidente de Brasil. Pero ¿quién es exactamente la nueva primera dama brasileña quien tomó la palabra antes que el nuevo jefe de Estado, siendo esto un hecho inusual?

Por: Lucía Paniagua y Agencias

¿Quién es Michelle Bolsonaro, la nueva primera dama de Brasil?Lucía Paniagua

Michelle de Paula Firmo Reinaldo, de 38 años, es la tercera esposa del nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. De orígenes humildes, es la primera de tres hermanos y se independizó económicamente al trabajar como vendedora en un supermercado en su natal Ceilândia (situado en la periferia de Brasilia), para luego ofrecer pequeños servicios en una empresa de fiestas infantiles.

RELACIONADO: Michelle Bolsonaro y el vestido que llevó 20 días de confección

A los 27 años logró un puesto como secretaria en el Congreso. Fue en este escenario que en 2007 conoció al entonces diputado Jair Bolsonaro, quien es 25 años mayor que ella.

Cautivado por su belleza y sencillez, el ultraderechista le ofreció un puesto en su gabinete personal y, pocos meses después, los dos contrajeron matrimonio. Del enlace nació la pequeña Laura, de ocho años y la única niña entre los cinco hijos del excapitán.

Momento en el que reciben la bendición del pastor Silas Malafaia, quien celebró la unión de la pareja.
Michelle el día de su boda con Jair Bolsonaro.

Durante 14 meses laboró como funcionaria de la Cámara Baja. Pero en 2008 fue destituida de su cargo por tratarse de un caso de nepotismo.

Lejos del mundo de la política, Michelle dejó su humilde vivienda en las afueras de Brasilia para mudarse a la residencia de su marido en un barrio noble de Río de Janeiro, donde intensificó sus trabajos voluntarios en la iglesia y con personas con discapacidad.

Michelle saluda a la multitud que se mantuvo en las calles para presenciar el traspaso de mando presidencial.

Lee también: 5 mujeres salvadoreñas que destacaron a escala internacional este 2018

Carácter
“Humildad y vocación para extender la mano al prójimo” son características que la primera dama posee, aseguran los amigos más cercanos de la familia Bolsonaro, según la agencia de noticias EFE.

Luego de casarse y posteriormente retirarse de la política, Michelle ha dedicado su tiempo al cuidado de sus dos hijas: la pequeña Laura (fruto de su matrimonio con Bolsonaro) y Letícia, de 16 años (producto de su primer matrimonio).

Michelle y Jair Bolsonaro junto a sus hijas, Letícia y Laura.

Desde que Michelle vivía en la empobrecida ciudad de Ceilândia, ella es creyente cristiana y asistía de forma asidua a los cultos de la iglesia adventista de dicha localidad, donde escuchó el llamado para encausar sus esfuerzos a proyectos sociales.

Su madrastra fue quien la incentivó a aprender el lenguaje de señas o “libras”, como se le conoce en Brasil.

Todos los domingos sirve en su iglesia como traductora para personas sordas en los cultos evangélicos de la Iglesia Batista Atitude, en la zona oeste de la capital fluminense.

Además: Bibi Gaytán y Eduardo Capetillo celebrarán por todo lo alto sus bodas de plata

Flanqueado por la primera dama Michelle Bolsonaro, el presidente de Brasil Jair Bolsonaro saluda mientras viaja en un convertible previo a su ceremonia de juramentación.
Michelle da un beso a su marido a petición de los asistentes durante la toma de posesión presidencial.

Durante la campaña electoral de su esposo se encausó en proyectos a favor de la visibilización y mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad.

El pastor evangélico Silas Malafaia, quien celebró la unión de la pareja, definió a la primera dama como una esposa “simple, recatada”, y a quien le gusta “trabajar en los bastidores”.

Sin embargo, tanto Malafaia como el círculo íntimo de la familia Bolsonaro garantizan que Michelle es una mujer “fuerte”, “sensible”, con “grandes virtudes” y de “pulso firme” cuando se trata de la educación de la pequeña Laura y de Letícia.

En esta nota:
  • Michelle Bolsonaro
  • Brasil
  • Primera dama
  • Perfil

Comentarios