Vida

El logro de Paulina Zamora que demostró el talento femenino salvadoreño en Lima 2019

Mejor conocida como Nina Zamora, ella es la salvadoreña que ganó la medalla de oro en la disciplina de fisicoculturismo en los Juegos Panamericanos Lima 2019. Su pasión fusiona su amor por el  pole art, el deporte y la danza artística.

Por: Redacción Ella

Nina Zamora, pionera y campeona del pole art en El SalvadorFátima Morán/Ricardo Siliézar/Elizabeth Pinto

A sus 29 años, la atleta y competidora del pole art y pole sport a escala internacional volvió a poner en alto a El Salvador, logrando la presea de oro en la categoría de Fitness Coreográfico. Nina es un ejemplo más del talento femenino que existe en el país. 

La joven se convirtió en la segunda mujer salvadoreña en la historia en ganar una medalla de oro, después de Cristina López quién salió victoriosa en los Juegos Panamericanos 2007.

Revista Ella tuvo la oportunidad de entrevistarla hace algunos meses, donde nos compartió que estudiaba artes plásticas en París cuando descubrió el pole dance, un deporte que  combina elementos de la danza de tubo, la gimnasia y el yoga, y del que terminaría enamorada de por vida. Luego de retirarse de la gimnasia tras haberla practicado desde los cinco años, Nina encontró en el pole dance una nueva forma de realizarse personalmente.

Sorprendida por la trascendencia del pole en contextos diferentes a los conocidos en El Salvador, Nina decidió quedarse en París para practicarlo. “Para mí fue una sorpresa enorme, porque, al igual que la mayoría de salvadoreños, yo no conocía el pole dentro de un contexto deportivo ni artístico, sino que solo dentro del contexto que todos conocen, el erótico”, confiesa.  

Foto: Ricardo Siliézar

Deporte

Su técnica se distingue del pole dance tradicional al desligarse del erotismo para convertirse en un deporte de alto rendimiento que desarrolla la elasticidad y fortalece todo el cuerpo. Este no solo es un deporte federado en países como Estados Unidos, Canadá y Chile, también se encuentra bajo la observación del Comité Olímpico Internacional para incluirse en las próximas Olimpiadas del 2020.

Desde el inicio Nina quiso entrenar para ser una atleta del pole sport, pero su sueño era convertirse también en referente internacional del pole artístico, objetivo que sin duda ha logrado. Por ello se trasladó a Nueva York para complementar sus estudios con la danza contemporánea. “Cuando entreno para mí, me dedico más a desarrollar el aspecto artístico y dancístico, es algo que me llena más, el poder contar mi historia a través del pole”, afirmó la artista.

Certificación y proyecto

Más tarde viajó a Buenos Aires, Argentina, para certificarse como “Master Pole Fitness Trainer”, el título de enseñanza avalado por las escuelas de pole más importantes del mundo. Con esa inspiración, Nina regresó al país y fundó, en 2013, la primera escuela de pole fitness en El Salvador.

Luego, en 2017, estableció Peace & Pole by Nina - Pole Fitness Studio, su actual institución, donde llegan personas de todas las edades a tonificar el cuerpo usando el pole como herramienta.
Durante sus ocho años de carrera en el pole dance, Nina se ha convertido en la pionera de dicho deporte en El Salvador.  No solo ha buscado posicionar al país como representante, sino también romper los estereotipos asociados a esta disciplina. ¡Muchas felicidades, Nina!

En esta nota:
  • Paulina Zamora
  • Juegos Panamericanos Lima 2019
  • Fisicoculturismo

Comentarios