Salud

Últimas novedades en tratamientos contra el cáncer de mama

La tecnología avanza y afortunadamente también lo hace para combatir el cáncer de mama. En la siguiente nota te explicamos las últimas novedades en tratamientos que hay disponibles en el país.

Por: Xiomara González

Últimas novedades en tratamientos contra el cáncer de mama(Cortesía)

Últimas novedades en tratamientos contra el cáncer de mama | Cortesía

El cáncer de mama es el tumor más frecuentemente diagnosticado en la mujer.  La investigación en cáncer de mama ha logrado grandes avances en las últimas décadas, incrementando las curaciones, prologando la supervivencia de las pacientes con cáncer avanzado, y mejorando su calidad de vida.

“El cáncer de mama es una patología muy compleja. Es quizás uno de los cánceres más estudiados con una diversidad de tratamientos, dependiendo de la etapa de la enfermedad, dependiendo del momento de la enfermedad en la paciente, se diseño un protocolo ´ad hoc´ a la etapa del paciente, la edad de la paciente, el tipo de cáncer, etc”, menciona Víctor Caceros, médico oncólogo cofundador del Centro Internacional de Cáncer.

Los últimos avances en tratamientos contra el cáncer de mamá, “han sufrido a través de los años una serie de cambios desde el punto de vista técnico, quirúrgico, medicamentos nuevos, dirigidos a partes específicas de la célula tumoral, técnicas y tecnologías diferentes para aplicar tratamientos de radioterapia, que ha evolucionado grandemente en los últimos 40 años, pero en los últimos diez años, en la última década es probable que se han visto más cambios significativos.

“A partir de la mitad del 2005 en adelante se comienzan a utilizar técnicas de radioterapia mucho más dirigidas a tratar sobre el tejido enfermo, a reducir la cantidad de tejido sano a tratar, a operar con mínima invasión y a utilizar medicamentos que no sean tan tóxicos, sino que estén diseñados para partes específicas de la células tumoral”, aseveró el oncólogo.

Equipo tecnológico donde realizan los procedimientos para tratar el cáncer de mama.

Por ejemplo, hoy en día, en quimioterapia se utilizan medicamentos que se llaman terapias blanco  y están dirigidas a un “target” específico de la célula tumoral, con ello lo que se consigue es reducir la capacidad de la célula tumoral  a su propia reparación o la formación de vasos sanguíneos nuevos para nutrir el tumor. Al quitarle al tumor la capacidad de “autonutrirse” se disminuye la vitalidad del tumor y al mismo tiempo se evita que vaya creciendo o nutriéndose del mismo paciente.

Mientras que, en cirugía, comienzan a aparecer técnicas más dirigidas a conservar el tejido mamario o la mayor parte del tejido mamario, lo que cambia el concepto de las cirugías radicales o la mastectomía, dando paso a cirugías más conservadoras “como la cuardrantectomía (operación para extirpar el cáncer y un poco del tejido normal que lo rodea, pero no la mama. Es posible que se extraigan algunos ganglios linfáticos debajo del brazo para hacer una biopsia); o la tumorectomía, (cirugía con conservación del seno), que en esencia tienen que ver con retirar solamente tejido mamario enfermo, conservando el tejido glandular mamario en la mayor parte, lo que permite preservar el objetivo primario, que es tener un resultado estético agradable para la paciente y que está no sufra la amputación de un órgano” señala el médico.

Y agrega: “Estos dos avances en la terapia asistida y en la radioterapia fueron seguidos por innovaciones en la manera que la radioterapia, que es un tratamiento altamente curativo en el cáncer de mama y prácticamente se aplica en el 100% de las pacientes, cambió de radiar extensamente el tejido mamario o el ´hecho tumoral´ o la ´parrilla costal´ donde estaba el hecho mamario de manera indiscriminada, y se comenzaron a utilizar técnicas llamadas de intensidad modulada y guía de imagen para poder radiar única y exclusivamente el tejido enfermo o el tejido cercano que estaba en contacto con el tejido enfermo previamente operado”, explicó el médico.

El médico también menciona que al hablar de las cirugías, las técnicas quirúrgicas no solo preservan la mayor parte del tejido mamario, también reducen el tiempo de recuperación quirúrgica, es decir, la paciente se recupera mucho más rápido de la operación, porque prácticamente es una intervención quirúrgica casi ambulatoria, una cirugía de mínima invasión en estos pacientes., Al mismo tiempo implementan técnicas que permiten no hacer mucho daño al tejido de la axila, sino que solo de algunos ganglios, si están enfermos y parte del tejido mamario.

¿Qué hace la quimioterapia o inmunoterapia? 

De acuerdo al médico Caceros, la quimioterapia o inmunoterapia aplicadas en la actualidad son de mucho beneficio porque reducen la toxicidad  y la recuperación es mucho más rápida; incluso muchas de las pacientes siguen trabajando durante los tratamientos, porque la quimioterapia de última generación, la inmunoterapia, la terapia blanco reducen la toxicidad enormemente, por lo que no dañan el tejido sano. “La toxicidad es mínima, solo agrede el tejido celular mamario enfermo cuando esté está enfermo, entonces reduce las complicaciones”.

“Estos cambios que parecen muy sutiles,  muy obvios, eran extremadamente difíciles de lograr tanto en cirugía y en quimioterapia, como en radioterapia. Lograr que una paciente conserve su órgano tiene muchas finalidades, una de las más importantes es que sirva de apoyo a la paciente para lo que más adelante va enfrentar, no solo el diagnóstico,  sino su recuperación y el enfrentar la vida después de saberse sobreviviente a una enfermedad como esta. Además, que conozca con qué herramientas vamos atender a la paciente para poder sostener su estado emocional y físico de una manera que no comprometa su vida y que le permita conservar una vida normal en todos los sentidos: como mujer, como hija, como madre, como esposa, trabajadora, como profesional. No son objetivos mínimos; lograrlos era extremadamente complejo porque no existía la tecnología suficiente como ejemplo radiar de manera muy selectiva”, reflexiona el médico especialista.

 
 

En esta nota:

Comentarios