Perfiles

El dulce legado de Eliza Linares 

Eliza Linares Pinto es una joven chef, quien a su corta edad recibió un dulce legado que cambió su vida y la del paladar de muchos salvadoreños.

Avatar del

Por: Graciela Guardado

El dulce legado de Eliza Linares. Fotografía: Erika Rodríguez. 

El dulce legado de Eliza Linares. Fotografía: Erika Rodríguez. 

Sus ideas inician analizando la esencia de cada sabor y color, sin olvidar la sabiduría culinaria que una vez compartió en la cocina, con una mujer que fue su mayor inspiración y su gran amor. Así narra su proceso creativo Eliza Linares Pinto, una chef talentosa que a su corta edad ha encantado el gusto de los salvadoreños, al emprender su propio negocio en repostería personalizada que lleva por nombre "Velvet".

Lee también: Alfa Karina: el reto de llegar al Everest

“Tengo que darle crédito a mi abuelita, pues es por ella que Velvet existe. Desde muy pequeña la admiraba mucho, quien en mis ojos era la mejor cocinera y pastelera del mundo. Ella fue dueña de su propia pastelería. Siempre estaba en la cocina haciendo postres deliciosos, y yo a su lado ayudándole en lo que podía. Me enseñó a hacer galletas y a decorar pasteles¨, comentó la joven chef de 24 años de edad.

Eliza define su emprendimiento como una pastelería creativa y exclusiva, pues cada producto está elaborado al gusto del cliente, siempre con ese toque especial que la caracteriza. "Ofrezco cupcakes, galletas decoradas, recuerdos comestibles para cualquier evento, cajas mixtas de postres, entre otras degustaciones, que llevan un ingrediente secreto y especial¨, explicó.

Fotografía: Erika Rodríguez. 

Una batidora, tazas, moldes y un horno se han convertido en los complementos perfectos para Eliza, los cuales le han permitido echar a andar su creatividad y explorar las habilidades de sus manos, que al mezclarse, deja como resultado impresionantes maravillas en repostería que representan a Velvet. ¨A mis herramientas de cocina también le incluyo mis cuadernos de recetas, algunas que pertenecían a mi abuelita, pero todas condicionadas a usar productos frescos y de la mejor calidad. Ingredientes que sí los puedo conseguir así, pues vivo cerca de un pueblito donde siempre venden fruta del día o huevos¨, expresó Eliza. 

Los consejos sagrados de su abuelita han sido la base de su gran éxito, incluyendo ese secreto que nunca revelará porque es el ingrediente que conquista el paladar de sus clientes. El amor por la cocina las convirtió en mejores amigas. "El hornear las tortas navideñas y las espumillas, con la receta de mi abuelita, y ver el éxito que tuvieron, me llevaron a Velvet. Realmente sin ella hubiera sido diferente", reveló Eliza. 

Eliza confiesa que las claves para destacar en el país en el tema de emprendimiento, en este tipo de negocio, son: ¨Atreverse a crear y ofrecer productos diferentes, no quedarse con lo tradicional, aprender de cada error y nunca darse por vencido cuando algo sale mal y tener una buena comunicación con el cliente, siempre¨, recalcó la joven, quien se proyecta en tener un local propio y diferentes sucursales en el país, en los próximos 10 años.

Fotografía: Erika Rodríguez. 
En esta nota:
  • Eliza Linares
  • Chef
  • Velvet
  • Emprendedora

Comentarios