Perfiles

Alfa Karina: el reto de llegar al Everest

Como reto personal, la montañista Alfa Karina Valle quiere convertirse en la primera persona y mujer salvadoreña  en subir al Everest, el monte más alto del mundo.

Avatar del

Por: Rhina Montalvo

Alfa Karina se está preparando arduamente para el desafío de subir al Everest. Foto: Marisol Peñate

Alfa Karina se está preparando arduamente para el desafío de subir al Everest. Foto: Marisol Peñate

Caras y sonrisas vemos, pero historias y pasados tristes no sabemos. No es literal el dicho, pero sí, aplica para conocer a Alfa Karina Valle Arrué, quien se convertirá en la primera persona salvadoreña que escalará el monte Everest, la montaña más alta de la Tierra, con una altitud de 8,848 msnm, ubicada en China y Nepal. Un reto personal que espera lograr entre mayo y junio del presente año.

Alfa Karina deportista desde su adolescencia, estuvo en las selecciones de  basquetball, volleyball y hasta se apasionó con el surf, pero se retiró de estas prácticas mas no del ejercicio diario por coronar su carrera como abogada notario, estudiar una maestría y ser madre de Andrea, Sheida y Badí.     

Lee también: Eugenia Folgar: diseño esencial de ropa deportiva

                                                                                                                                                               

Todo parecía ir de maravillas en la vida de Alfa, hasta que, en el 2012 enfrentó un difícil proceso de divorcio, el cual se juntó para activar recuerdos de abuso en su infancia; esto la llevó a caer en una severa etapa de depresión. “Luego del divorcio empecé a buscar actividades que me generaran un reto para ayudarme en mi autoestima y así encontré el montañismo”, comenta Alfa Karina.

Empezó su pasión por el montañismo en el 2013, su primera experiencia en El Salvador fue al escalar los tres volcanes de occidente: volcán de Izalco, volcán de Santa Ana y Cerro Verde. Este fue el primer reto que Alfa Karina se puso y lo superó. Ejercitándose para otros desafíos, en el 2015 subió las montañas más altas de Centroamérica, siendo la primera mujer montañista en lograrlo. Y para continuar en su proceso de renovación en su vida, en el 2016 escaló los volcanes oficiales de Guatemala que son 37, por lo que los grupos Montaña y Aventura de dicho país le otorgaron a Valle Arrué el premio Quetzal, convirtiéndose en la primera salvadoreña residente en El Salvador en recibirlo.

Muchos de los accesorios deportivos que utiliza Alfa Karina son importados, puesto que son elaborados para las altas temperaturas. Foto: Marisol Peñate

Liberación y preparación                                                                                                                             
Viajó a México para iniciar actividades en alta montaña, arriba de los 5,000 msnm. Subió a volcanes emblemáticos del país azteca: el volcán Citlaltépetl o Pico de Orizaba que es la montaña más alta del país con más de 5,600 metros de altitud; y el volcán Iztaccihuatl, este último tiene una leyenda popular en la que el cacique de los tlaxcaltecas, pueblo enemigo de los aztecas, tenía una hija llamada Iztaccihuatl. Esta se enamoró de un guerrero: Popocatépetl (también volcán). Mientras su pareja estaba en la guerra, la princesa murió. Cuando este volvió, ordenó construir una montaña para ella, donde la veló con una antorcha.

Con el paso del tiempo, ambos se convirtieron en volcanes. Cuando Alfa Karina iba atravesando el volcán Iztaccihuatl, recordó que sintió una conexión especial con esa montaña. “Con esa montaña tuve una catarsis, cuando iba atravesando su glaciar lloré y lloré; dejé todo allí. Cuando llegué a la cumbre la sensación que tuve es que había vuelto a nacer. Sentí que yo era otra persona, otra mujer y me llenó totalmente de energía, de ánimo, de esperanza; me llenó de ganas de hacer muchas cosas y así empecé a ver qué más podía hacer en las montañas”. 

"Con esa montaña tuve una catarsis, cuando iba atravesando su glaciar lloré y lloré; dejé todo allí. Cuando llegué a la cumbre la sensación que tuve es que había vuelto a nacer. Sentí que  yo era otra persona, otra mujer y me llenó totalmente de energía, de ánimo, de esperanza".

Meta                                                                                                                                                                 
Habiendo dado ese paso, Alfa Karina empezó a leer sobre montañistas famosos, buscó información sobre el desarrollo de esta disciplina en El Salvador, no encontró mayores datos y ni el intento de algún montañista salvadoreño de querer subir al Everest, la montaña con mayor altitud en el mundo. De allí, le surgió la idea de ser la primera persona salvadoreña en llegar a dicha montaña. Puesto su objetivo en subir al Everest, Alfa Karina estuvo un mes en Perú, en Cordillera Blanca, una de las zonas más técnicas para alta montaña porque es necesario escalar paredes de hielo, atravesar aristas. Y como requisito previo para llegar al Everest, en 2017 Alfa hizo la montaña más alta de América que es la montaña Aconcagua, con 6,962 msnm, ubicada en Argentina.

Fue la segunda persona salvadoreña en escalarla, pero la primera en realizarlo sola, es decir sin guía y sin que nadie le cargara sus accesorios. También fue a Ecuador donde ascendió nueve montañas arriba d los 5,000 msnm, terminando con el volcán Chimborazo que es el más alto de ese país. Esto le sirvió para medir resistencia, músculo, oxigenación, aclimatación, todo con el fin de ir al Everest en 2018, pero por falta de fondos no pudo realizarlo. Continuó con su preparación, yendo a Colombia.

Arnés, botas de alta montaña, bastones, "piolet", entre otros, son los implementos que Alfa Karina utiliza para escalar. Foto: Marisol Peñate

Debido a que la expedición al Everest tiene un costo elevado, Alfa Karina ha lanzado una campaña “Knocking on heaven’s door” (Tocando la puerta del cielo) en la plataforma gofundme.com desde donde se pueden transferir de $5 en adelante. Asimismo, está habilitada la cuenta número 110969953 del Banco de América Central, BAC a nombre de Raquel Arrué de Valle (madre de Alfa Karina). El objetivo es recaudar los fondos necesarios para que, en abril próximo, Alfa emprenda su expedición por 60 días al Everest y sea la primera salvadoreña en llegar a su cumbre y poner orgullosamente la bandera de El Salvador y de manera literal, en lo más alto entre mayo o junio próximo. Puedes encontrar más información de Alfa Karina en Facebook como Alfa Karina Arrué, y en Instagram como Alfa Karina Arrué.

En esta nota:
  • Alfa Karina
  • Ella
  • Everest
  • Montañismo

Comentarios