Moda

Prada y Fendi apuestan por faldas 'midi' y pantalones por la rodilla en Milán

Las faldas midi y los pantalones de traje con el corte por la rodilla fueron las grandes apuestas para la próxima primavera/verano que las firmas Prada y Fendi llevaron a Milán en la tercera jornada de la Semana de la Moda femenina.

Avatar del

Por: EFE

Desfile de cierre de la colección Primavera-Verano 2019 de la casa de moda italiana Fendi. Fotos: AP y EFE

Desfile de cierre de la colección Primavera-Verano 2019 de la casa de moda italiana Fendi. Fotos: AP y EFE

Prada presentó una colección estival muy colorida, en la que los rojos intensos tiñeron abrigos largos que se lucieron como vestidos, mientras que los verdes flúor se utilizaron para faldas entalladas y los rosas aportaron toques de color a vestidos anchos, de tirantes y el corte por la mitad del muslo.

RELACIONADO: Modelos de prestigio como Gigi Hadid y Kaia Gerber se lucen en Milán

Igual que hicieran ayer firmas como Jil Sander y Alberta Ferretti, Prada también apostó por el negro para blusas con tejidos con transparencias, un color que fue presentado en todo momento acompañado de azules, rojos y verdes que aportaron cierto contraste a un "look" demasiado serio.

La casa italiana también propuso para la próxima temporada primavera/verano faldas midi, de seda y estampado asimétrico, y pantalones de traje con el corte justo por la rodilla, en seda y en colores anaranjados.

Los vestidos tipo peto se vistieron sobre jerséis de cuello redondo, mientras que las gabardinas largas, de piel y negras, se alteraron con abrigos de doble botonadura, de estilo más clásico.

La mayoría de las modelos de Prada acompañaron los vestidos con medias negras, traslúcidas, por debajo de la rodilla, y con bolsos de tamaño pequeño, de asas cortas.

En complementos, Prada también apostó por los cinturones negros, finos, de hebilla plateada, y por pañuelos atados a la cabeza que servían de diademas.

RELACIONADO: El negro se cuela en la Moda femenina de Milán para el próximo verano

Fendi por su parte, prefirió los bolsos grandes, de asas cortas, y las riñoneras cruzadas, siempre en cuero y en tonos que variaron del blanco, al beige, pasando por el azul, el rosa o el verde esmeralda.

La casa italiana abanderó el marrón, desde el camel al marrón chocolate, para confeccionar faldas plisadas, con el corte por debajo de la rodilla, tops cortos de cuero, vestidos muy entallados y con cuello barco, y mallas deportivas que se lucieron con chaquetas de un tejido que imitaba al de los chubasqueros, totalmente transparente.

Los vestidos vaporosos compartieron pasarela con pantalones cortos, de cintura alta, y también con monos vaqueros, de mangas largas y pantalón con el corte por los tobillos.

Y el blanco tuvo un espacio privilegiado en abrigos anchos que se presentaron solo como vestidos, en vestidos con cintura entallada y falta vaporosa, y en blusas con grandes bolsillos y de tejido fluido.

En cuanto a calzado, Fendi propuso zapatos cerrados, de tacón y estampado animal, en colores flúor; y también zapatos de tacón con hebillas en el tobillo.

En esta nota:
  • Semana de la Moda de Milán
  • Moda
  • Milán
  • Fendi
  • Prada

Comentarios