Familia

Bebés y mascotas: ¿cómo hacer para que puedan vivir juntos?

Los beneficios de tener a animales de compañía en casa son muchos, sobre todo para nuestra salud emocional. Sin embargo, si estás esperando un bebé es probable que tengas algunas dudas, pero aquí las aclaramos.

Por: Xiomara González

Bebés y mascotas: ¿cómo hacer para que puedan vivir juntos?

Bebés y mascotas: ¿cómo hacer para que puedan vivir juntos?

Cuando se espera un bebé muchas mamás se preguntan: "¿Mi mascota se llevará bien con él?" ,"¿Podría hacerle daño?" Ante todo, es importante que destierres la creencia de que los bebés y las mascotas son incompatibles. Siempre que no se trate de un animal peligroso y siga todas las normas que dicta el sentido común, a tu bebé le hará bien crecer con un animal con el cual pueda relacionarse y jugar.

No obstante, es cierto que pueden ocurrir pequeños percances, por lo que es necesario que estés preparada.

Preparar a la mascota para la llegada del bebé

Una de tus prioridades será que tu mascota no se comporte de manera agresiva con el bebé. Para lograrlo quizás tendrás que poner en práctica algunos cambios y lo ideal es que comiences a aplicarlos desde que sepas que el bebé viene en camino, así se acostumbrará tu mascota.

Por ejemplo, se recomienda que la mascota duerma lejos del bebé y, preferible, en un sitio tranquilo de la casa. Si tienes que cambiar el lugar donde suele dormir la mascota, hazlo meses antes de que llegue el bebé. Una buena estrategia consiste en colocar sus juguetes y cobija preferidos en el nuevo sitio que le destines.

Antes de que el bebé llegue a casa, se recomienda que alguien le lleve a tu mascota alguna ropita o manta que el pequeño haya usado en el hospital. De esta manera tu mascota reconocerá el olor del bebé cuando este llegue.

Si tienes un perro, para que pueda convivir de manera segura con el bebé, es básico que sea capaz de seguir órdenes sencillas, sobre todo cuando le indicas que debe permanecer tranquilo. Si tu mascota no lo hace, es recomendable que contrates a un entrenador profesional para que le enseñe a seguir tus órdenes.

Por otro lado, deberás asegurarte de que tu mascota no tiene ninguna enfermedad que pueda transmitirle al bebé. En caso de tener un gato debes extremar las medidas de higiene ya que este podría transmitirle la toxoplasmosis, una enfermedad infecciosa que suele provocar daños graves en el feto.

¿Cómo evitar los celos en la mascota?

Si no tienes hijos, es probable que tu mascota ocupe un lugar central en la casa por lo que la llegada del bebé podría generar celos en el animal, sobre todo si percibe que has desplazado completamente tu atención hacia el nuevo integrante de la familia. Por eso es necesario que continúes dedicándole tiempo, sobre todo delante del bebé.

Incluso, cuando el bebé esté presente debes seguir prodigándole mimos, así no lo verá como un competidor por su atención.

Cabe aclarar que por mucho que te fíes de tu mascota o por muy dócil que sea, mientras el bebé sea pequeño, es conveniente que no lo dejes solos porque podría ocurrir un accidente.

En esta nota:
  • Bebés y mascotas
  • mascotas
  • Bebés
  • La llegada de un bebé
  • Perro
  • Gato

Comentarios