Especiales

Diana Aranda comparte la clave de sus éxitos a las mamás jóvenes

Diana Aranda, la salvadoreña que desde su infancia entregó su alma a la danza y se convirtió en un ícono del ballet clásico en el país, es madre de un hijo, a quien dedica sus éxitos y ama sin condiciones. Así lo expresó en exclusiva con revista Ella.

Por: Graciela Guardado

Diana Aranda comparte la clave de sus éxitos a las mamás jóvenes

Diana Aranda comparte la clave de sus éxitos a las mamás jóvenes

Al instante sintió que tenía el corazón en su regazo. Era como amar a alguien por primera vez. Definitivamente, para ella era un regalo de Dios. Es así como Diana Aranda resume las emociones que sintió cuando tuvo en sus manos, por primera vez, a Marco, su querido hijo, que ha cumplido un año de edad. “Jamás lo imaginé. No conocía esa dimensión del amor, de querer de inmediato, hasta que tuve a mi hijo entre mis brazos”, confesó.

Lee también: Raquel Cañas comparte 5 consejos a las madres jóvenes para alcanzar sus sueños

Diana Aranda es esposa, madre y balletista clásica. Una mujer que desde pequeña  había definido sus metas, pues soñaba con destacar en el ámbito artístico. En un escenario donde pudiera lucir un vestido de tonos azules con destellos que le permitieran resplandecer frente al público. Estos son los anhelos que ha alcanzado con éxito en la actualidad. “De niña me imaginaba siempre como artista, quizá como cantante, pero siempre arriba de un escenario con un vestido azul de lentejuelas. Realmente estaba dispuesta a brillar”, expresó Diana Aranda.

La clave de todos sus triunfo la explica de esta manera: “Decidir y determinarme a creer que soy capaz de lograr lo que me proponga, de no cansarme de soñar y de levantarme una y otra vez, las veces que sea necesario, aun en las contrariedades que la vida me presente”, contó la balletista.

El tema de la maternidad se ha convertido en algo vital para Diana, pues asegura que es un tiempo importante para que las mujeres tengan la “capacidad de reinventarse y de resurgir después, con más fuerzas que cuando no eran madres”, recalcó.

Para Diana, su familia es una bendición, un núcleo que sintetiza como un “nido” de amor, donde ha aprendido valores, descubierto virtudes y, sobre todo, la verdadera felicidad como la que comparte con su esposo Raúl. “Sí, me volvería a casar con mis esposo una y una otra vez. Él es mi apoyo, mi motor en la vida, a quien yo amo con toda mi alma, pues cómo no hacerlo si juntos tenemos un niño lindo que es un regalo de Dios”, dijo Aranda a revista Ella. 

Sus padres y sus hermanos, para ella, son un símbolo de unión, quienes la han apoyado en cada etapa de su vida. Por ejemplo, con su hermana ha emprendido una escuela de ballet con el nombre de Be a Dancer. “En un futuro me veo feliz, llena de vida y con una familia más grande, llevando a cabo los proyectos con los que sigo soñando”, contestó Diana al preguntarle sobre sus proyecciones a largo plazo. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

#tbt de la bella campaña de @esikabelcorp #lograrnoshacebellas para América Latina ����

A post shared by Diana Aranda (@diana.arandag) on

En esta nota:

Comentarios