Especiales

Ana de Vilanova: "ser madre me enseñó un amor a otro nivel"

Sus habilidades artísticas le han permitido destacar en el país como una de las mujeres especialistas en el tema de decoración de espacios, pero también por ser una madre que ha entregado su corazón y alma a sus hijos, porque ellos le han "enseñado un amor a otro nivel". 

Por: Graciela Guardado

Ana de Vilanova:

Ana de Vilanova: "ser madre me enseñó un amor a otro nivel"

Ella es Ana de Vilanova, madre, esposa, emprendedora y diseñadora de productos para niños y ambientación de dormitorios funcionales, quien compartió en una entrevista exclusiva para las usuarias de Ella.sv su experiencia de vida e importantes claves para que madres jóvenes alcancen el éxito. 

Lee también: Madres emprendedoras hablan de la clave de su éxito

  • Cuando era niña, ¿con qué soñaba convertirse al crecer? 

La verdad soñaba con ser madre y mi mami estaba bien preocupada porque eso era todo lo que yo quería. Pero fui creciendo y descubriendo que tenía un don en mis manos: Ganaba concursos de dibujo y pintura, y yo pensaba que lo hacía normal como cualquier otro niño. Con el tiempo mi sueño se convirtió en ser mercadóloga.

  • ¿Qué es lo que más aprecia en este momento?

La familia que he formado. Eso era el mayor sueño que yo tenía. Crecí sin padre pero con una madre trabajadora y luchadora, y con un hermano mayor que nos dio todo el apoyo que necesitaba.

  • ¿Qué significado tiene para usted la familia?

Es mi fuerza diaria, mi felicidad, mis ganas de luchar incansablemente. Estar con ellos me llena mi vida, y ser madre me enseñó un amor a otro nivel.

  • ¿Cómo describe el momento cuando vio por primera vez a su bebé? 

Me temblaba todo el cuerpo. Era un amor que empezaba a crecer dentro de mí. Mi esposo me tomó una foto en el momento que nació y yo con una lágrima, pero no era de dolor, sino de amor.

  • ¿Qué momento de la vida  le gustaría repetir? Mi Boda. Yo recuerdo que bailamos con mi esposo 10 horas continuas. Es un momento que hay que disfrutar al máximo después de tantos meses de planeación.
  • Cuénteme sobre su proyecto de emprendimiento

La decisión de volver a empezar mi negocio fue cuando estaba por nacer mi primer hijo. Yo ya tenía mi empresa "El Gorrito", que inició con diseños de sombreros para fiestas de forma artesanal. Eso fue en 2005, pero lo suspendí. Me tocó tomar otro tipo de trabajo, donde yo digo fueron unos años maravillosos de crecimiento, aprendizaje y buenas amistades. En ese entonces no tenía hijos, yo daba mi vida por mi trabajo y lo disfrutaba pero llegó el momento de dedicárselo a alguien más, fue cuando ellos nacieron. No quería tener que estar pidiendo permiso en mi trabajo por todo y dejar de estar en momentos importantes con mis pequeños. Por otra parte, yo sé que no es fácil tomar esa decisión y gracias a Dios yo ya contaba con un negocio que sabía que si lo volvía a lanzar me iba a ir bien y por supuesto con el apoyo de mi esposo. Así es que después de mis tres meses de maternidad regresé con la carta de renuncia. Volví a reactivar "El Gorrito" pero mi nueva etapa de madre me llevó a lo que hoy hago. Empecé a crear diseño de productos  para mis hijos y observé que a las mamás les gustaba lo que hacía, tanto que me empezaron a pedir, hasta que oficialicé mi negocio.

  • ¿Cuál es la clave para su crecimiento personal y profesional? 

Durante todos estos años he pasado por muchas pruebas, buenas y malas decisiones, pero soy de la mentalidad que mejor equivocarse que nunca haberlo hecho. Ahora sé que quiero, en que me quiero enfocar y hacia dónde voy. Así que mi consejo para las madres jóvenes que desean alcanzar el éxito es que perseveren en su meta, que luchen e intenten por cumplir sus objetivos, aún en medio de las dificultades.

  • ¿Cómo se ve dentro de 10 años?

Me gusta ir viviendo día a día, pero si estoy trabajando en un sistema que me permita tener más tiempo libre sin afectar la producción.
 

En esta nota:
  • Ana de Vilanova
  • Madre
  • Emprendedora
  • Exitosa
  • Soy Ella

Comentarios