En Pareja

Cuando el dinero los junta o los separa

Dicen que  el dinero es la causa de todos los males. ¿Aplicará este dicho cuando en un matrimonio la mujer gana más que el hombre? Muchas parejas actualmente enfrentan esta situación. ¿Cómo manejarla?

Por: Rhina Montalvo

El que la mujer aporte más dinero que el hombre no debería ser motivo de conflicto. Foto: Marisol Peñate

El que la mujer aporte más dinero que el hombre no debería ser motivo de conflicto. Foto: Marisol Peñate

El matrimonio es el inicio de una nueva vida, de enfrentarse a cambios o situaciones complejas. Un aspecto que puede generar discusiones, diferencias y en algunos casos hasta separaciones entre las parejas es el dinero, y sobre todo, cuando la mujer aporta más que el hombre a la economía del hogar. En países como El Salvador, por razones socioculturales se ha mantenido el hecho de que los hombres ganen más que las mujeres y que son ellos los que cumplen con la mayoría de los compromisos económicos en el matrimonio. Pero como todo va cambiando, los papeles se han invertido y cada vez es más frecuente que las mujeres estén ganando más que los hombres. “No debe haber ningún problema, quién gane más o menos, mientras se aporte proporcionalmente al hogar; el problema se da en los contextos machistas donde tanto el hombre como la mujer se complican sobre las percepciones de quién debe ser proveedor”, comenta Margarita Weil Nuila, psicóloga y máster en investigación. 

Lee también: Sigue estos 5 hábitos el 2019 para ser una mujer exitosa
 

Conflictos 
Por crecer en sociedades machistas, donde se ha estereotipado que el hombre es el que debe aportar más que la mujer,  hoy que se están invirtiendo los papeles, donde la mujer gana más que él, esto puede traer problemas al matrimonio en dos sentidos. “Primero, el que él se acomode o abuse de la situación, orientando la relación a un vivo a partir de tus ingresos y yo no hago más que exigir o demandar, situación que hemos visto en casos de violencia patrimonial contra la mujer e incluso en los feminicidios. El segundo, es que ella se decepcione o canse de la situación donde él tiene desventaja económica porque no llena las expectativas de lo que un hombre debe ser para la pareja y el hogar, esta posición también basada en procesos machistas es bastante común tanto en mujeres como en otros hombres”, explica la psicóloga. 

Tener claro el objetivo del matrimonio ayuda solventar las diferencias económicas.

Afrontar
El hecho de que la mujer gane más que el hombre no debería causar diferencias en el matrimonio, no todo es dinero. El hombre si gana menos que la mujer, puede aportar en otro sentido, como por ejemplo, si ya tienen hijos y tiene un horario flexible en su trabajo, puede dedicarse más de lleno al cuido de ellos, o realizar ciertas diligencias; lo mejor es buscar un equilibrio y que ambos ganen, no necesariamente con dinero, sino con tiempo. Lo importante es que tanto el hombre como la mujer no deben acarrear con el  machismo y principalmente la mujer debe quitarse la idea absurda de que puede herir la susceptibilidad de su esposo al ganar más que él. “La educación desde pequeños que el matrimonio es una sociedad donde ambos pueden y deben aportar desde sus capacidades e ingresos es un punto de enfoque importante. Una forma de tratar  el presupuesto familiar es hablar de nuestro presupuesto y nuestros ingresos, es sumamente importante que no se utilice esta situación para manipular o descalificar al otro de ninguna manera”, afirma Weil Nuila. En sí, el dinero no representa un problema, sino que el problema está en el significado que cada miembro de la pareja le dé a la situación. 

En esta nota:
  • Vida
  • Pareja
  • Matrimonio
  • Dinero

Comentarios