Ella reporta

Presa en la cárcel del "phubbing"

Estar a cada segundo pendiente de tu celular y hasta menospreciar el contacto personal, podrías estar siendo presa fácil del fenómeno del "phubbing".

Por: Rhina Montalvo

Presa en la cárcel del

Presa en la cárcel del "phubbing"

En una reunión de trabajo, en una convivencia familiar, con las amistades o inclusive en una cita con probabilidades de romance, todas han sido víctimas o se han dejado atrapar por el "phubbing".

Esto comenzó prácticamente con el nacimiento de los smartphone que sintetiza el uso de una computadora. Por su tamaño, y con la posibilidad de mantenerse conectado a internet las 24 horas, los siete días de la semana, esta obsesiva costumbre se ha generalizado y muchas la hacen sin ni siquiera saberlo.

Podría interesarte: Empoderamiento de la mujer, ¿mito o realidad?

Pero, ¿qué es el "phubbing"? Según Margarita Weil Nuila, psicóloga y máster en investigación, el "phubbing"  “se define como el acto de menospreciar, no dar importancia a quien nos acompaña cuando prestamos atención privilegiada a nuestro celular, laptop o cualquier otro aparato electrónico”. Tristemente, es un comportamiento cada vez más arraigado, una práctica social indiferente que se tiene frente a la persona que se tiene a la par para dedicarse a ver el celular. Por decirlo así, esta forma de relacionarse tecnológicamente crea hábitos en las personas como subir fotos de cada momento, de dónde está, de lo que está comiendo, lo que está viendo o desarrollando, menospreciando a quienes le acompañan físicamente. Y si bien el "phubbing" tiene aproximadamente 10 años de existencia, en los últimos años este “malcriado” fenómeno ha crecido. 

Las relaciones de pareja también se ven afectadas por el "phubbing". Es como estar y a la misma vez no estar.

Rompimiento
El estar pendiente del celular en todo momento, actualizar información, dar “like” a las publicaciones de otros, entre otras actividades, y hacerlas como si no se estuviera físicamente con otros, esto conlleva a que se vayan debilitando los vínculos interpersonales más próximos, perjudicando la forma de relacionarse con las personas del entorno (familia, amigos, pareja, compañeros de trabajo). “En el momento en que nuestro entorno virtual toma preponderancia sobre las personas de nuestro alrededor, mantenemos menos contacto con ellas y definitivamente dejan de importarnos, comenzamos a dar señales claras de desinterés o ausencia psicológica de las relaciones interpersonales”, indica la especialista. 

Lee también: ¡No seas víctima de sextorsión! 3 claves para no caer en este juego

No se está diciendo que la tecnología sea mala, simplemente hay que aprender a usarla, hacer un uso responsable de esta sin dejar de sociabilizar con los familiares, amigos o con la pareja. Importante, sobre todo en las relaciones de pareja, esta conducta repetitiva ("phubbing") puede generarte constantes discusiones que pueden poner en riesgo tu vínculo amoroso. “En las relaciones de pareja el proceso se vuelve más complejo ya que los procesos de aislamiento y atención se asocian a otros problemas previos que pueden haber venido deteriorando la convivencia", señala Weil Nuila. Si consciente o inconscientemente has estado practicando el "phubbing", haz un alto y deja de usar tu celular cuando estés en presencia de otros.

En esta nota:
  • Phubbing
  • Ella reporta
  • Celular

Comentarios