Belleza y Salud

Mamás al “relax”

Con la llegada del bebé las mamás aumentan sus actividades diarias, de igual forma, incrementa su estrés, por lo que saber cómo controlarlo para disfrutar de esta tierna etapa es clave. Estos son cinco consejos importantes que toda madre debería practicar.

Por: Graciela Guardado

Mamás al “relax”

Mamás al “relax”

1. Haz ejercicio:
Puede que asistir al gimnasio sea complicado luego de la llegada de tu bebé, pero realmente la práctica de ejercicios es importante en cualquier etapa de la vida, sobre todo para controlar el estrés. Como mamá lo que puedes hacer para no dejar de ejercitarte es usar la caminadora desde tu hogar. Lo recomendable, según entrenadores fitness, es ejercitarse por lo menos 20 minutos diarios o también puedes sustituirlo saltando la cuerda durante el mismo periodo. Ambas opciones harán que liberes endorfinas dejándote un sentimiento de tranquilidad y energía.

2. Intenta yoga:
La disciplina de practicar yoga es esencial para evitar el estrés. La clave está en la postura, la cual debe ser secuencial y enfocada principalmente en las respiraciones, meditación y relajación. Esta técnica también te ayudará a mejorar la flexibilidad, aun si subiste de peso durante el embarazo.

Lee también: ¿Te atreves? Ser mamá después de los 40

3. Respira correctamente:
Aunque pienses que es extraño, controlar la respiración hará que en tus momentos de estrés encuentres un equilibrio emocional.  La idea es que respires profundamente al menos unos minutos: cierra la boca e inhala hondo a través de la nariz.

4. Tómate un tiempo:
En tu etapa como mamá puede que pases abrumada por tantos pendientes de trabajo, quehaceres en casa y presiones en general, de las que estás agotada y solo necesitas decir “basta”. Si es así, entonces dirígete a un lugar de la casa donde estés sola y tómate un tiempo sin pensar en todas tus responsabilidades e imagina, con tus ojos, un lugar donde te gustaría estar u otro momento que te resulte placentero. Verás cómo es reconfortante.

5. Bebe algo caliente:
Sí, un té puede traerte paz. No importa si no se trata de un té de manzanilla,  sino que sea una bebida tibia o caliente, pues esta puede calmarte un poco y permitirte pensar con más claridad en medio del estrés.

En esta nota:

Comentarios