Belleza y Salud

Frena el estrés y relaja tu mente

Las técnicas de relajación son un recurso muy utilizado para ayudar a disminuir la ansiedad y afrontar el estrés en el día a día o durante el tratamiento de  quimioterapia.  Si las practicas con regularidad, pronto te darás cuenta de los beneficios que promueve para el cuerpo entero.

Por: Morena Leiva

Frena el estrés y relaja tu mente

Frena el estrés y relaja tu mente

-Respira profundamente
Investigaciones realizadas arrojaron que la respiración profunda durante la quimioterapia ayudan a disminuir las náuseas y la ansiedad. El simple hecho de que modifiques tu respiración hará que se desencadenen en el cuerpo ciertos procesos que pueden ayudar a combatir la ansiedad y tratar la depresión En un lugar tranquilo, recuéstate en tu espalda, no cruces brazos ni piernas y cierra los ojos. Durante 20 segundos  dirige tu atención a tu respiración y como esta hace que estas zonas se muevan.

Lee también: Mejor prevenir...

 -Imaginación guiada

 Esta técnica también es conocida como visualización y consiste en imaginar  escenas, sonidos y olores referentes a un ambiente. Recrea en tu mente que estás en un lugar que te transmite paz y calma, hace sentir relajada y segura, ahora piensa en los sonidos y  olores que acompañan ese entorno. Si deseas puedes apoyarte de música relajante o sonidos de la naturaleza. Recorre el entorno imaginado y explóralo con todos tus sentidos.

Frena el estrés y relaja tu mente

 -Relajación muscular progresiva

 Estudios han demostrado que este tipo de relajación es efectiva para disminuir la ansiedad, el dolor y la depresión. Los resultados han sido notorios cuando se practica antes de realizar la quimioterapia, ya que el propósito es relajar los músculos progresivamente con alternaciones de contracción y relajación. Recuéstate cómodamente y contrae durante 30 segundos los músculos de un pie y relájalos por otros 30 segundos. Continúa con piernas, abdomen, brazos y cuello  hasta que todo el cuerpo esté relajado.

 -Ejercicio

 Aunque es muy difícil que puedas continuar con la rutina de ejercicio que mantenías, es importante que durante y antes de los tratamientos camines un poco, ya que se ha demostrado que esto mejora la capacidad funcional, la calidad de vida y el dolor.

-Relajación rápida
 Esta consiste en que cada vez que veas un objeto de tu elección, realices dos o tres respiraciones profundas y notes como cada uno de tus músculos se relajan.
 

En esta nota:

Comentarios