Belleza y Salud

El agua helada da gripe y otros mitos sobre la salud

Distintos expertos y estudios científicos ayudan a desmontar la rumorología pseudocientífica.

Avatar del

Por: El País Internacional y Fátima Escobar

El agua helada da gripe y otros mitos sobre la salud

El agua helada da gripe y otros mitos sobre la salud

Muchos son los mitos que envuelven a la salud. Sin embargo, en breve desmitificamos algunos que, según especialistas, son únicamente "rumorología".

"Comer mucho azúcar causa diabetes" 

Las autoridades sanitarias mundiales asisten estupefactas al avance de la diabetes, una enfermedad que alcanza cotas epidémicas y que Nam Han Cho, presidente de la Federación Internacional de Diabetes, califica de "tercera guerra mundial", dado que cada año provoca un millón y medio de muertos. Pero, ¿tiene que ver que comamos demasiado azúcar?

El mito que relaciona el consumo de azúcar con esta enfermedad "surge de la asociación entre el dulce y la diabetes y, por tanto, se cree que la mejor forma de evitarla es suprimir el azúcar", indica Alfonso José López Alba, endocrinólogo y director de comunicación de la Sociedad Española de Diabetes (SED). Pero parte de una premisa equivocada, continúa este experto: "El azúcar no es nuestro enemigo, es nuestra mejor y mayor fuente de energía. Es el combustible por excelencia del organismo y de forma casi exclusiva el de nuestro cerebro. Por eso tenemos tantos mecanismos de equilibrio hormonal y metabólico para mantener unos niveles fisiológicos de 80 a 140 mg por dl de glucosa en sangre". Y de ahí la pregunta lógica que ya respondimos en BuenaVida: Si el cerebro necesita azúcar para funcionar, ¿por qué tenemos que dejar de comerlo?

Cuando se comen dulces, el organismo responde produciendo un pico de insulina —la hormona que introduce en las células la glucosa circulante en sangre—, y una persona sana segrega la suficiente insulina para mantener el equilibrio. "Pero todo tiene un límite", advierte López Alba, y si el azúcar pasa a ser una parte significativa de nuestra alimentación, se fuerza a las células productoras de insulina y al final claudican. 

La buena noticia es que "la diabetes se puede mantener controlada durante muchos, muchos años", enfatiza el endocrinólogo. ¿Cómo? Con un estilo de vida saludable (dieta sana y actividad física), que incluye mucha moderación con el dulce.

Los expertos insisten en la necesidad de seguir investigando el uso del desodorante.

"El desodorante provoca cáncer" 

Entre los falsos rumores sobre la salud está el de que el uso de desodorante puede provocar cáncer. Quienes los divulgan aseguran que son los componentes, como las sales de aluminio, los que al aplicarse en las axilas y al ser absorbidos por la piel pueden generar cambios hormonales que provocan el desarrollo de células malignas. Sin embargo, los distintos estudios científicos realizados hasta la fecha concluyen que no hay pruebas claras que demuestren la relación entre los componentes de aluminio del desodorante y el cáncer.

El aluminio no es el único ingrediente de este producto cosmético que está bajo el punto de mira de la rumorología: los parabenos, unos conservantes que imitan la actividad de los estrógenos (hormonas femeninas), tampoco se libran. Una vez más, los estudios desmontan esa hipótesis. A pesar de eso, la ciencia es cauta y los expertos insisten en la necesidad de seguir investigando.

"Beber agua helada hará que te de gripe" 

Llega el frío y las botellas de agua desaparecen de muchas neveras. Y los hielos se acumulan en los congeladores. Son muchas las personas que evitan a toda costa el frío en la garganta por miedo a las afonías, anginas y otro tipo de molestias. Ahora bien, "no existe una correlación automática ni universal que justifique que consumir agua helada favorezca la aparición de resfriados, aunque en algunas personas predispuestas o si el agua presenta mayor grado de contaminación, podría aumentar la incidencia de afecciones gripales", explica Carlos Cenjor, jefe del Servicio de Otorrinolaringología de la Fundación Jiménez Díaz Quirón Salud de Madrid.

Sí es cierto que la proliferación de virus gripales aumenta en ambientes fríos y húmedos, a los que son más sensibles algunas personas. Precisamente, estas a menudo recurren al escudo del colocarse un pañuelo en el cuello, un hecho que, según Cenjor, se justifica con los mismos argumentos que el agua fría: "Tampoco tiene fundamento científico".

En esta nota:
  • desodorante
  • Salud
  • resfriado
  • mitos

Comentarios