Familia

Principales causas de divorcio en la pareja

Los motivos primordiales de divorcio están asociados a la insatisfacción o a conflictos en aspectos muy concretos.

Por: Xiomara González

Principales causas de divorcio en la pareja

Principales causas de divorcio en la pareja

Las principales causas de divorcio son muy variadas. No obstante, la mayoría de ellas tienen que ver con acuerdos que no se cumplen. “Muchos de esos acuerdos se establecen al inicio de la relación, aunque no siempre se hace de manera explícita. Por el camino, alguno de los dos se muestra incapaz de cumplir su parte”, explica Karla González, psicóloga.

Al mismo tiempo los problemas de pareja tienen mucho que ver con la comunicación. En muchas ocasiones, no se logra pedir lo que se desea, de la forma adecuada. Así mismo, muchas veces se hace oídos sordos a la demanda del otro. Este elemento está implícito en varios de los motivos fundamentales de divorcio.

1

Falta de compromiso

Una de las principales causas de divorcio es la falta de compromiso emocional con el otro. En ocasiones no hay tiempo, o simplemente no existe la disposición de atender las expectativas o necesidades de la pareja. Se le pasa por alto, no se incluye en los planes o simplemente no se le da un espacio a la relación.

2

Infidelidad

Este es otra de las principales causas de divorcio, por no decir, la principal. Es uno de esos casos en los que se rompe un pacto, implícito o explícito, dentro de la pareja. A veces este hecho sella el final de una relación que ya estaba muy deteriorada, mientras que en otros casos corresponde a una ligereza que termina teniendo consecuencias graves.

Hay relaciones que superan la infidelidad, pero hay otras que se convierte en una afrenta imposible de superar. “Con frecuencia la mentira resulta más dolorosa para la persona engañada, que la infidelidad misma. Lo que se quiebra aquí es la confianza y sin ella básicamente es imposible seguir adelante”, menciona González.

3

Expectativas defraudadas

No son pocas las parejas que se unen de expectativas poco realistas o muy elevadas para su nivel de vida, comparadas con la convivencia misma. “Vivir juntos implica un cambio en el estilo de vida, que incluye gratificaciones, pero también renuncias y dificultades”, señala la psicóloga. Y agrega: “Es importante que ambos tengan una buena disposición a adaptarse. Así mismo, si se idealiza a la pareja, lo que sigue después es una desilusión. Es importante conocerse bien antes de unirse y, si no es así, estar abierto a la adaptación.”

4

Falta de equidad

Uno de los aspectos cruciales en la relación de pareja es la repartición razonable de las responsabilidades. Aspectos como los aportes económicos, las tareas domésticas, el cuidado de los hijos y todo aquello que sea de manejo común, debe organizarse de tal modo que resulte equitativo. Cuando no hay equidad en esos aspectos, muchas veces eso lleva al desgaste de la relación y a un posible divorcio. “Si uno de los cónyuges siente que toda la responsabilidad, en algún aspecto, recae solo sobre él, de seguro no va a estar conforme. En especial si esto no se compensa con liberación de responsabilidades en otro aspecto”, enfatiza González.

En esta nota:

Comentarios