Salud

¿Para quién es recomendable la dieta Keto?

Este tipo de dieta puede ser prometedor para la pérdida de peso y lograr lo que en ocasiones con una dieta equilibrada no has podido alcanzar, pero la nutricionista y dietista clínica Carmen Portillo te explica lo que estas dieta mágicas y prometedoras pueden generar en tu organismo.

Por: Xiomara González

¿Para quién es recomendable la dieta Keto?

¿Para quién es recomendable la dieta Keto?

La dieta Keto se ha hecho tendencia en los últimos días, pero es necesario que conozcas para quién es recomendable, en qué te puede llegar afectar en tu salud si en caso no cuentas con un nutricionista que esté supervisando lo que consumes y, en general, de qué trata esta dieta.

“La dieta Keto, también conocida como “Low Carbs” o “baja en carbohidratos” drásticamente te indica que se debe eliminar el consumo de carbohidratos simples y complejos como son panes, cereales y azúcares, pero estos son la principal fuente diaria de energía sostenida y mantenida que te permiten realizar todas y cada una de las actividades de tu día a día, además contribuyen a tu concentración mental y estado de ánimo. Este tipo de dieta únicamente representa el 5% del total de la cantidad de macronutrientes que se deben consumir siendo lo normal del 55 al 60%”, explica la nutricionista y dietista clínica.

Previo a iniciar este tipo de dieta enfocada para la pérdida de peso, es importante e indispensable que consultes con un profesional de la nutrición para que ajuste tus necesidades individuales tanto en cantidad como calidad de los alimentos permitidos para que evites descompensaciones en tu estado de salud. Todas las dietas prometedoras sin mayores esfuerzos y con resultados en corto tiempo, incluida la Keto, tienen algunos efectos secundarios, los cuales la nutricionista y dietista clínica te comenta:

1

La dieta Keto disminuye los niveles de insulina

Si no hay suficiente insulina, la glucosa no puede ingresar a las células del cuerpo y permanecer en el torrente sanguíneo por más tiempo generando hipoglucemias o disminución de los niveles de azúcar en el cuerpo; provocando síntomas como: sudoración fría, mareos, náuseas, desmayo, temblor fino, visión borrosa y dolor de cabeza, lo que puede llevarte a una hospitalización.

2

Experimentarás menos sensación de hambre durante el día

Esto se debe al alto consumo de fuentes de proteínas (carnes blancas y rojas, mariscos, huevos) y grasas (aguacate, crema, aceite de coco, oliva, girasol, nueces, avellanas, quesos curados, chía, mantequilla de maní y almendras). Todos estos alimentos generan saciedad y retardo en el vaciamiento del estómago, tener niveles altos en el cuerpo de cetonas puede producir “gripe Keto o cetogénica”, a eso se le agrega estreñimiento, dolores de cabeza, mal aliento, calambres musculares y diarrea.

3

Tu cuerpo se ralentiza

Comienzas a sentir cansancio. Mientras te adaptas a la dieta puedes notar que te cansas más, pero conforme pasan los días mágicamente esta sensación mejora y alcanzas los niveles adecuados para poder realizar entrenamiento físico habitual y con más intensidad. Pero debes tener un especial cuidado en esta etapa pues puedes sufrir contusiones en articulaciones y generar lesiones musculares difíciles y dolorosas de tratar.

4

Antojos de consumir azúcares o carbohidratos simples

Así que prepárate para tener que controlar esos antojos, por supuesto que pueden variar de una persona a otra, es importante buscar la guía y acompañamiento de tu nutricionista- dietista, ya que todos los excesos no son siempre beneficiosos. De acuerdo a Carmen Portillo dentro de los alimentos más elegidos señala: chocolates con leche, frutas en almíbar, bebidas carbonatadas (sodas), galletas, barras con cereales, bebidas energéticas, productos de panadería, cereales dulces de desayuno, kétchup, mermeladas, yogur y refrescos.

“Para someterte a realizar una dieta Keto, cetogénica, Low Carbs o baja en carbohidratos debes previamente consultar con un profesional de la nutrición para que este realice una evaluación nutricional completa que incluya datos de exámenes de laboratorio para realizar un análisis de tu estado de salud y nutrición. De esa forma así ajustar este plan a tus necesidades y metas nutricionales, ya que una dieta sin supervisión y control puede llevarte a serios problemas de salud y a comprometer tu calidad de vida.  Por lo tanto esta dieta Keto no está recomendada en personas que padecen enfermedades metabólicas: problemas de tiroides (hipo e hipertiroidismo), enfermedades renales, enfermedades o alteraciones en el hígado o páncreas y diabetes”, enfatiza la nutricionista y dietista clínica.

Fuente: Licda. Carmen Elisa Portillo, nutricionista y dietista clínica. Consultas al teléfono: 7834-6422, 7941-3700 o al correo electrónico: krmenelisa@gmail.com

Ella encuesta

En esta nota:
  • Dieta Keto
  • Para quiénes es recomendable la dieta Keto
  • Dieta Keto baja en carbohidratos
  • Nutrición
  • Nutricionista
  • Bajar de peso
  • Comer saludable
  • Estar saludable

Comentarios