Familia

Gastos hormiga: ¿Cómo reducirlos de nuestro presupuesto?

Los gastos hormiga son esos pequeños gastos diarios que frecuentemente pasan desapercibidos. Son gastos aislados que normalmente no supone más que unos pocos dólares, pero que desequilibran el presupuesto general, por ello es de tener cuidado.

Por: Xiomara González

Gastos hormiga: ¿Cómo reducirlos de nuestro presupuesto?

Gastos hormiga: ¿Cómo reducirlos de nuestro presupuesto?

Los gastos conocidos como hormiga, son los que pasan desapercibidos, que realizas de forma casi inconsciente o por pura inercia. Existen muchos ejemplos de gastos hormiga como el café de la máquina, el snack de la máquina de la oficina o esos chicles que compras en el último momento en el supermercado.

Se trata de gastos pequeños y que no toman importancia hasta que se suman. Es ahí cuando te das cuenta  que puedes llegar a gastar más de $25 dólares al mes en cosas que no necesitas. De hecho, esos $25 son el importe medio por persona de los gastos hormiga.

Reducir los gastos hormiga es una forma de generar un dinero para ahorrar cada mes y el complemento ideal a los grandes ahorros. Y es que normalmente tendemos a fijarnos en grandes gastos como la hipoteca, el seguro del coche, pero cuando pensamos en ahorrar dinero y dejamos pasar estos gastos pequeños, estos se acumulan y hacen el desbalance.

A continuación te explicamos cómo reducir del presupuesto los gastos hormiga:

1

Identifica tus gastos hormiga

El primer paso para reducir los gastos hormiga es conocerlo. Saber cuáles son esos gastos y cuándo incurres en ellos. Haz un listado de ellos.

2

Decide con cuáles empezar

Uno de los errores de los salvadoreños es querer hacerlo todo de golpe y al mismo tiempo.  Es necesario ir eliminando de a poco cada gasto hormiga, porque de lo contrario es muy fácil que no cumplas con todos los puntos, tu moral se resienta y termines por tener más gastos de este tipo.

3

Ponte en marcha

Ahora que ya sabes cuáles son tus gastos hormiga y cuáles quieres eliminar primero, solo te queda ponerte en marcha con el primero de la lista, así de fácil.

Para ponértelo más fácil, hemos identificado los gastos hormigas más comunes, son los siguientes:

4

Alimentación

El mayor gasto hormiga en alimentación tiene que ver con las comidas fuera de casa. Comer fuera de casa puede ser hasta un 50% más caro que cocinar tu propia comida.

Empezar a cocinar en casa te ayudará a ahorrar dinero y también a llevar una alimentación más sana. El mejor truco para terminar con el gasto hormiga de las comidas fuera de casa es planificar tu menú semanal y cocinar siempre que puedas de antemano.

5

Pon alto a tus caprichos

Si se trata del supermercado, el truco más efectivo para evitar los caprichos es la clásica lista de la compra. Así evitarás comprar algo extra. Esta es también una buena forma de ahorrar en rebajas  y asegurarte que no caer en los trucos de las tiendas para que compres más.

6

Comisiones bancarias (y no bancarias)

Las comisiones bancarias son un gasto hormiga. Es un dinero que pagas por algo que ni te aporta valor añadido ni te hace más feliz. Estas comisiones pueden ser de mantenimiento de la cuenta corriente, las comisiones de las tarjetas de crédito y débito, etc.

                                                                                                                                     

En esta nota:
  • Gastos hormiga
  • Familiares
  • Pareja
  • Ahorros

Comentarios