Familia

El papel de mamá cuando sospechas que tu hija sufre anorexia

Muchas veces las madres de familia son las últimas en enterarse de que una hija sufre este trastorno y cuando consultan está muy avanzado. Debido a eso, es importante el apoyo de la familia para frenarlo a tiempo.

Por: Xiomara González

El papel de mamá cuando sospechas que tu hija sufre anorexia

El papel de mamá cuando sospechas que tu hija sufre anorexia

Es importante que como mamá estés pendiente del comportamiento de tu hija, de lo que come, o si deja de comer. En caso de conocer que tu hija tiene anorexia, tu apoyo es súper importante. Aquí, algunos consejos.

1

Coman en familia

Tu hija adquiere costumbres raras para comer, que como mamá puedes detectar: juegan mucho con la comida, la separan en pedazos y restringen selectivamente numerosos alimentos. En otras ocasiones, dan atracones de comida rápida y luego ayunan dos días.

2

Controlar el peso

Las jóvenes anoréxicas usan trucos para esconder su enfermedad, como ponerse muchas capas de ropa. Siempre se encuentran gordas, aunque estén desnutridas. En caso de que como mamá detectes una baja rápida de peso en tu hija, puedes persuadirla cariñosa, pero firmemente de que se pese. En caso de que tenga una baja significativa debes explicarle que tiene un problema y es necesario consultar con un especialista.

3

Transparencia entre mamá e hija

Las anoréxicas suelen desarrollar conductas de ocultamiento propias de la enfermedad. Por ejemplo, botan o esconden la comida, toman laxantes y diuréticos, corren a vomitar al baño o practican ejercicios extenuantes. Por eso, como mamá debes estar cerca de tus hijas y generarle confianza para que ellas puedan contarte lo que pasa.

4

No descalifiques cuando hay sobrepeso

En vez de decirle a tu hija "estás gorda" o "comes todo el día", orientarla hacia una alimentación positiva y balanceada, así como a la práctica de ejercicio. Lo mismo con los niños.

5

En caso de que la enfermedad este diagnosticada

Si la enfermedad ya está diagnosticada y la niña está en tratamiento es vital acompañarla cuando come. Mamá son quienes seleccionan los alimentos de su hija de acuerdo a las instrucciones de la nutricionista. La meta es que se lo coma todo y así recupere paulatinamente su peso sano. No obstante, no deberás presionarla, facilitando un ambiente tranquilo. En caso de que pare de comer, pueden pedirle amorosamente que haga un nuevo esfuerzo. Después de intentarlo dos veces, deben dejar de insistir.

En esta nota:

Comentarios