Familia

¿Cómo hacer para que tu esposo colabore con las tareas domésticas?

Dividir las actividades domésticas de acuerdo a las habilidades contribuirá a que compartas esas rutinas.

Por: Xiomara González

¿Cómo hacer para que tu esposo colabore con las tareas domésticas?

¿Cómo hacer para que tu esposo colabore con las tareas domésticas?

Conciliar no solo significa disponer de unos horarios laborales más flexibles y racionales que permitan cuidar de tu familia. Conciliar también implica la corresponsabilidad familiar, es decir, que compartas todas esas tareas y obligaciones que exige el día a día: desde llevar a los niños al colegio, hacer la tarea con ellos, hasta lavar el baño y planchar.

Hasta la fecha, como mujer eres tú quien ha llevado toda esa carga a las espaldas, por un rol cultural asumido desde siempre. Aunque el hombre avanza –son más los que colaboran, invirtiendo más tiempo- aún no es suficiente para llegar a una responsabilidad real, ya que por el momento, todavía son las mujeres quienes dedican más tiempo a las tareas del hogar.

Acuerdos

Debes sensibilizar y concienciar a tú pareja. Este es el primer punto de partida para hacer un reparto equilibrado de las tareas domésticas, explica la psicóloga Carmen Ventura. Además brinda algunos consejos para conseguirlo:

Negociar: En este punto deberás pedirle a tú pareja lo que deseas y explicarle con suavidad, sin reproches ni chantajes, tus emociones al llevar una sobrecarga de trabajo tanto fuera como dentro de la casa. Deberás exponer la insatisfacción personal que ese desgaste te produce.

1

Cooperación según tiempo disponible

Tú con tu pareja deben cooperar de manera proporcional al tiempo del que disponga cada uno.

2

Elaborar un listado de tareas

Debes elaborar una lista que incluya las actividades desde las más sencillas (recoger la mesa) hasta las que impliquen más tiempo (realizar las compras) o las que exigen mayor desgaste emocional (jugar con los niños cuando está agotado).

3

Dividir las tareas

Esto se debe hacer en función de las habilidades de cada uno. Al principio podrás elegir las que más agradan, pero al final quedarán las más penosas que también hay que repartir de forma proporcional.

4

Hacer un calendario diario con las tareas

Debes diseñar un calendario diario con las tareas que realizará cada uno y los horarios, así no habrá despistes ni olvidos. Colócalo en un lugar visible (en un tablón de corcho en la cocina o sujeto con un imán en la refrigeradora). Cada uno sabrá lo que tiene que hacer en todo momento.

5

En caso de no cumplirse las tareas

Antes de que entres en cólera, lo mejor es que respires hondo y cuentes hasta 300 y, si hace falta, más. Si algo no te funciona, revisa el plan, modifícalo y vuelve a probar hasta encontrar el equilibrio. Recuerda, nada está escrito en piedra y se puede hacer cambios. A veces es algo tan sencillo como realizar las tareas de forma gradual, introduciendo cada semana una nueva.

6

Tiempo de ocio

Es importante que tú y tu pareja tenga un tiempo de ocio individual. Es una válvula reguladora del estrés, favorece el bienestar personal y el afecto en la pareja.

En esta nota:
  • Familia
  • Pareja
  • Hijos

Comentarios