Belleza y Salud

¿Cansada de las toallas sanitarias y los tampones? Estas son 4 alternativas ecológicas que puedes usar durante tu menstruación

¿Has escuchado hablar sobre la copa menstrual, la esponja marina o las toallas de tela, pero aún tienes dudas sobre su uso? Conoce más sobre estas alternativas ecológicas y experimenta de una forma nueva tu menstruación.

Por: Karla Chicas

¿Cansada de las toallas sanitarias y los tampones? Estas son 4 alternativas ecológicas que puedes usar durante tu menstruación

¿Cansada de las toallas sanitarias y los tampones? Estas son 4 alternativas ecológicas que puedes usar durante tu menstruación

A pesar de que la menstruación sigue siendo un tema tabú para muchos, es momento de que tú des el paso para borrar esa barrera. Infórmate mejor y date la oportunidad de experimentar nuevas opciones para gestionar tu sangrado menstrual y, de esta forma, colaborar con el planeta.

 “Uno de los temas en auge es cómo las mujeres experimentamos la menstruación y cómo la ven los demás. En este sentido, han aparecido nuevas formas de gestionar nuestro sangrado menstrual, que por un lado dejen menos huella en el medio ambiente, y por otro, nos permitan un acercamiento a esta parte tan importante de nuestro diario vivir”, indica Laura Contreras, de Sintonía Lunar, distribuidora autorizada de la copa menstrual Mialuna.

Relacionado: ¿Copa menstrual? Lo que necesitas saber antes de comenzar a utilizarla


Si aún tienes dudas sobre estos productos y sus usos, Laura nos comparte todo lo que necesitas saber sobre ellos. “Cada mujer decidirá cuál es la mejor para ella o si se anima a usar más de una. Lo importante es que sepamos que hay opciones y que requieren de nuestra apertura y paciencia”, explica. 

Lee también: Empoderamiento de la mujer, ¿mito o realidad?

1

Copa menstrual

Es un dispositivo hecho de silicona grado médico que tiene forma de copita. Se dobla de cierta manera para que pueda introducirse en la vagina y así recoger el sangrado. Dura hasta 10 años. Pueden costar entre $30 y $50.

 
Un sí rotundo:

  • Se puede hacer ejercicio y nadar con ella sin ningún problema.
  • Puede estar dentro de tu cuerpo hasta por 12 horas. Se descarta el sangrado y se cambia dependiendo de cada flujo.
  • Te pones en contacto con tu cuerpo y con tu sangre.
  • Haces una sola compra por los próximos 10 años.
  • Fácil de lavar: se esteriliza en agua hirviendo antes y al final del período, y se lava con agua cada vez que se cambia.
  • Existe diversidad de tallas; hay tallas grandes para mujeres con flujo abundante.


Lo piensas dos veces:

  • No es una opción para ti si no quieres entrar en contacto con la sangre y tu cuerpo.
  • Debes darte unos meses para acostumbrarte a introducirla y sacarla.
  • Si quieres experimentar el sangrado más libre. La copa recoge el sangrado adentro de tu cuerpo, por lo tanto, no sientes que el flujo menstrual sale de tu cuerpo.
  • Debes asesorarte bien y buscar marcas certificadas (ya sea por la FDA o por los institutos de salud de sus respectivos países de origen). Hay muchas marcas en el mercado, de diversas firmezas del silicón, tamaños y formas, que dependen de tu flujo, actividad física, edad, etc. Una talla incorrecta puede hacer la experiencia no sea la mejor.
2

Toallas de tela

Tienen forma de una toalla femenina tradicional desechable pero están hechas de telas, pueden ser de algodón, bambú o cáñamo como tela absorbente, y usualmente llevan una capa de tela impermeable llamada PUL, que es una tela ecológica que permite el paso del aire pero no de líquidos. Son reusables y pueden durar de cinco a siete años, depende de los materiales y el cuido. Un paquete con un mínimo de 10 toallas puede costar entre $50 y $60.


Un sí rotundo:

  • No requieren un tiempo para acostumbrarse, ya que se usan de la misma forma como las desechables.
  • Son livianas, al contrario de lo que muchas podrían creer.
  • Hay muchos tamaños, desde protectores pequeños hasta las nocturnas más largas.
  • No se requiere restregar o retorcer, es fácil de lavar.
  • Controlas el producto con que las lavas, pueden ser detergentes más naturales o ingredientes como limón, bicarbonato de sodio o aceite de árbol de té. 
  • Puedes cambiarlas cuantas veces quieras porque sabes que no las tirarás a la basura y las podrás volver a usar.


Lo piensas dos veces:

  • Si haces deporte muy activo, debes buscar marcas que tengan diseños más ajustados.
  • No las puedes usar para nadar.
  • Si viajas constantemente puede que no encuentres un espacio adecuado para lavarlas y secarlas.
  • Si no quieres tomarte al menos 15 minutos de tu día para lavarlas.
  • En días lluviosos se tardan más en secar.
3

Esponja marina

Son extraídas del mar y se usan como los tampones. Se introducen en la vagina y absorben el sangrado. Depende de cada flujo así se retiran cada ciertas horas. Su precio va desde los $10 hasta los $20.

Foto: Pinterest

Un sí rotundo:

  • Es un método natural, ya que las esponjas se regeneran, así que es una alternativa renovable.
  • No contiene ningún componente sintético.
  • Pueden recortarse y adecuarse a cada cuerpo.
  • Son reusables. Se lavan, se siguen las instrucciones de cuido y se vuelven a guardar.

Lo piensas dos veces:

  • Las esponjas marinas son consideradas animales, así que si no consumes productos de origen animal definitivamente esta opción no es para ti.
  • Debes tomarte el tiempo para aprender a retirarla, ya que no tiene ningún tipo de hilo o colita por el que se pueda ubicar y luego sacar.
  • Dura seis meses aproximadamente. Comparada a las demás alternativas, es la que menos tiempo de vida tiene.
  • Debes encontrar una empresa que sea responsable con el cultivo de las esponjas, ya que la forma en la que se corta dentro del mar es vital para asegurar su regeneración. Además, debe asegurarte que no utiliza blanqueadores. 
4

Ropa interior impermeable y absorbente

Esta alternativa es la más nueva del mercado. Pocas empresas la están fabricando en el mundo. Es ropa interior hecha de una capa de tela de algodón y varias capas de tela absorbente resistente a fugas. Una sola prenda puede costar unos $40.

Foto: lunapads.com

  

Foto: lunapads.com

Un sí rotundo:

  • No necesitas usar otro producto que absorba o recoja tu flujo menstrual.
  • Puedes salir y moverte cómoda o ejercitarte.
  • No se mancha tu ropa.
  • Hay diversas tallas y absorbencias.
  • La tela es delgada y liviana.

Lo piensas dos veces:

  • La cantidad mínima de prendas que necesitas es lo que usarías durante los dos primeros días. Puede resultar más caro que las demás alternativas.
  • Es un producto relativamente nuevo y pocas empresas lo fabrican.
  • La sensación húmeda puede no agradarle a todas las mujeres. 
  • Pueden durar hasta dos años.

Para mayor información, puedes consultar a Sintonía Lunar en Instagram, Facebook o desde WhatsApp: +503 7888-4489.

En esta nota:
  • Menstruación
  • Alternativas ecológicas
  • Copa menstrual
  • Toallas femeninas de tela
  • Esponja marina

Comentarios